Los algoritmos evolutivos forman una línea de la inteligencia artificial con múltiples utilidades prácticas que contribuyen a encontrar soluciones reales de forma rápida a procesos de lo más variados. Si es la primera vez que lees este término puede que te suene extraño pero quédate con él porque en el futuro sabrás mucho más sobre sus utilidades. Cada vez se va a usar más y se va a implementar en campos más diversos.

algoritmos evolutivos

Qué son los algoritmos evolutivos.

La definición más precisa es que son métodos de optimización y búsqueda de soluciones que se basan en la evolución natural y se emplean en el campo de la IA.  Quizá el término evolutivo te haya recordado a la teoría darwiniana de la evolución de las especies. Y la verdad es que no vas desencaminado, ya que en esta teoría se basan, precisamente. De hecho se puede decir que simulan la evolución de forma rápida para en poco tiempo encontrar la solución al problema planteado.

Su principal utilidad es la búsqueda de soluciones a problemas no lineales. Y en los que la búsqueda es extensa y dependiente de diversas variables. Con estos algoritmos se consiguen soluciones de forma rápida que de otro modo serían imposibles de encontrar en un breve lapso de tiempo.

Para qué se usan los algoritmos evolutivos.

Sus aplicaciones prácticas se aprovechan en campos de lo más dispares, desde la medicina a la programación, pasando por la evolución de la población en un espacio determinado, entre otras.

Por ejemplo, recientemente se ha implementado un programa basado en los algoritmos evolutivos para la detección de pacientes infectados por Covid-19 y optimizar el uso de un recurso escaso y esencial como son los test de detección de la enfermedad, utilizándolos con los potenciales pacientes infectados.

Para comprender  mejor esto de manera gráfica y sencilla puedes acceder al mini juego desarrollado por the Black Box Lab, Life Game.

Aplicaciones prácticas de los algoritmos evolutivos para eCommerce.

También en el ámbito del comercio electrónico y las tiendas online se pueden implementar algoritmos evolutivos. Por ejemplo, para prever qué productos serán más necesarios para la población y, por tanto, más demandados en una situación concreta. Como puede ser la evolución de la actual pandemia. Esto puede facilitar cuestiones como:

  • La adquisición de stocks de determinados productos.
  • Invitar a la creación de packs o lotes para la venta final más atractivos y útiles para el cliente a fin de incrementar las ventas.
  • Facilitar la logística abaratando costes de adquisición y almacenamiento.
  • Desarrollar una estrategia de marketing precisa para llegar al tipo de cliente adecuado y para proporcionarle soluciones satisfactorias a las demandas previstas.

También son muy prácticos para la gestión de clientes de otros modos. Por ejemplo,  basándose en cuestiones como las compras realizadas, los datos de los clientes y las páginas vistas conocer sus próximas compras. Y mostrarle esos productos de forma que incentive el impulso de compra.

Este primer acercamiento a los algoritmos evolutivos, lo que significan y algunas de sus posibilidades prácticas te permite  conocer un elemento que va a ser cada vez más utilizado por la IA. Se utilizará en diferentes ámbitos y para distintos usos que vendrán a mejorar la vida de las personas y las cuentas de los negocios.

 

¿Necesitas un algoritmo evolutivo? Contacta con nosotros.